En un documento de Word, es muy común que tengamos que poner información en filas y columnas para organizarla mejor, dicha información no es necesariamente numérica, puede incluir también texto e imágenes. Veamos algunos ejemplos.
En sentido estricto, una tabla es un conjunto de celdas organizadas en filas y columnas, en las que podemos poner texto, números o gráficos y que sirve para disponer la información de un modo que sería, si no imposible, muy difícil con el uso de las herramientas típicas de escritura del programa.
Al ubicar la información en las celdas, puede alinearse de diverso modo. A su vez, la tabla y las celdas pueden redimensionarse, cambiar de color, de tipo de borde, márgenes, etcétera, hasta que la presentación de la información cubra nuestras necesidades.
Para disponer una tabla en nuestro documento, usamos las herramientas del botón "Tabla" de la ficha "Insertar", que nos dará cinco opciones: definir las celdas de la tabla usando el ratón, insertar una tabla definiendo su número de columnas y filas con un cuadro de diálogo, dibujándola directamente sobre la hoja con el puntero del ratón, también podemos crear una hoja de cálculo de Excel y, por último, podemos insertar una tabla usando alguna de las tablas pre elaboradas que presenta el programa.
Búsqueda personalizada
© Luis Manuel González Nava. Diciembre-2009. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.