Si no hemos escrito nada y pulsamos un tipo de alineación, ésta se mantendrá para los siguientes párrafos que escribamos. En cambio, si ya hemos escrito varios párrafos y deseamos cambiarle su alineación simultáneamente, entonces habrá que resaltarlos primero, tal y como se describió en el capítulo anterior, y luego pulsar el botón de la alineación correspondiente.

Para tener un control más exacto de la alineación del párrafo usamos el cuadro de diálogo "Párrafo" en donde, además de la alineación, establecemos también las sangrías, el espaciado entre líneas y el espacio anterior y posterior a cada párrafo. En otra ficha del mismo cuadro de diálogo, establecemos los criterios con los que deseamos que Word haga los saltos de página y la manera como debe justificar los fines de cada línea (con o sin guiones, por ejemplo).
Recuérdese que si ya hemos escrito nuestro documento, habrá que resaltar los párrafos que deseamos cambiar  (o con "CTRL-E", para seleccionar y modificar todo). Si no hemos comenzado a escribir, entonces los cambios que hagamos en este cuadro de diálogo afectarán a todo el texto subsiguiente.


Búsqueda personalizada
© Luis Manuel González Nava. Diciembre-2009. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.