Finalizar la redacción de un documento es en realidad el penúltimo, y a veces el antepenúltimo paso, antes de su auténtica finalización. Después del punto final, usualmente es necesario ponerlo a consideración de otras personas, ya sea para su modificación o para su conocimiento, en cuyo caso debemos establecer criterios para los derechos de edición de terceros sobre el documento. En otras ocasiones, el contenido tiene que ser enviado a diversos destinatarios, ya sea impreso o por correo electrónico. A veces también es necesario disponerlo en otros formatos para publicarlo en Internet o para enviárselo a personas que tienen versiones anteriores del programa. Por tanto, como puede verse, hay varias tareas relacionadas con la finalización de un documento. Echemos un vistazo a las mismas.

10.1 Información

La opción de menú "Información", dentro del menú "Archivo" contiene diversas opciones relacionadas con el archivo del documento en sí, tales como las propiedades del documento (Autor, asunto, categoría, etcétera), su accesibilidad para la lectura y los permisos de terceras personas sobre el mismo.

10.1.1 Propiedades del documento

La opción "Propiedades" suele ser ignorada por la mayoría de los usuarios. Sin embargo, se trata de información añadida a los archivos de nuestros documentos que, bien utilizado, nos permitiría clasificarlos correctamente, sobre todo cuando se generan muchos documentos que, para efectos de consulta, pueden llegar a ser consultados por muchas personas, como el caso de los expedientes legales o médicos. Hay dos métodos para acceder y modificar las propiedades de un documento, veámoslos:
10.1.2 Habilitar contenido

Habilitar contenido permite activar los macros que pueda tener el documento. Una macro puede definirse como un pequeño fragmento de código que compendia diversas órdenes. De hecho, se le llama "macro" en abreviatura a "macro-orden". En esta guía, el desarrollo de macros de Word no fue objeto de estudio, pero usted puede encontrar una introducción al tema en nuestra guía sobre Excel, particularmente en el capítulo 14:

http://www.guiasinmediatas.com/curso_excel2010/c14-1.html

Sin embargo, en lo que a este tema respecta, debemos decir que si usted recibe un documento de Word y éste contiene macros de los cuales usted ignora su existencia y su función, entonces no debe habilitar su contenido, pues puede tratarse de código dañino para su información. Lamentablemente, hay quien aprovecha la función de las macros para crear código malicioso. Por ello, de manera predeterminada, Word tiene desactivada la función de ejecución automática de macros.
Si, en cambio, usted tiene un documento con macros que desee se ejecuten, entonces debe usar este botón.
Búsqueda personalizada
© Luis Manuel González Nava. Diciembre-2009. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.