Búsqueda personalizada
Optimizado para
1024 x 768
© Luis Manuel González Nava. Diciembre-2010. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.  No está permitida su descarga y uso fuera de línea.
8.1.1 Campos en texto

Los objetos de texto pueden incluir valores que dependen del dibujo. A esta característica se le denomina "Campos de texto" y tienen la ventaja de que los datos que presentan dependen de las características de los objetos o parámetros a los que se asocian, por tanto pueden actualizarse si éstos cambian. En otras palabras, por ejemplo, si creamos un objeto de texto que incluya un campo que presente el área de un rectángulo, el valor del área mostrada puede actualizarse si editamos dicho rectángulo. Con los campos de texto podemos así mostrar una enorme cantidad de información interactiva, como el nombre del archivo de dibujo, la fecha de su última edición y muchas más.
Veamos los procedimientos implicados. Como ya sabemos, al crear un objeto de texto, indicamos el punto de inserción, la altura y el ángulo de inclinación, después comenzamos a escribir. En ese momento podemos pulsar el botón derecho del ratón y usar la opción "Insertar campo..." del menú contextual. El resultado es un cuadro de diálogo con todos los campos posibles. Aquí está un ejemplo.





(8.1.1-a)

Esta es una manera cómoda, prácticamente a la mano, de crear líneas de texto combinadas con campos de texto. Sin embargo, no es la única manera. También podemos insertar campos de texto utilizando el comando "Campo", que abrirá directamente el cuadro de diálogo utilizando los últimos valores de altura e inclinación de texto. Otra alternativa es utilizar el botón "Campo" del grupo "Datos" de la ficha "Insertar". De cualquier modo, el procedimiento no varía mucho.

(8.1.1-b)

A su vez, para actualizar los valores de uno o varios campos de texto de un dibujo, utilizamos el comando "Actualizacampo" o el botón "Actualizar campos" del grupo "Datos" que acabamos de mencionar. En respuesta, la ventana de línea de comandos nos solicita que indiquemos los campos a actualizar.

(8.1.1-c)

Conviene sin embargo destacar que podemos modificar el modo en el que Autocad realiza la actualización de los campos. La variable del sistema "FIELDEVAL" determina dicho modo. Sus valores posibles y los criterios de actualización que le corresponden se presentan en la siguiente tabla:

El parámetro se almacena como un código binario usando la suma de los siguientes valores:
0    Not actualizada
1    Actualizada al abrir
2    Actualizada al guardar
4    Actualizada al trazar
8    Actualizada al usar ETRANSMIT
16    Actualizada al regenerar
31     Actualización manual

Finalmente, los campos con fechas siempre deben actualizarse manualmente, independientemente del valor de "FIELDEVAL".

(8.1.1-d)


8.2 Edición de los objetos de texto

Del capítulo 16  en adelante tratamos temas que tienen que ver con la edición de los objetos de dibujo. Sin embargo, debemos ver aquí las herramientas disponibles para la edición de los objetos de texto que acabamos de crear toda vez que su naturaleza difiere de la de los demás objetos. Como se verá más adelante, tal vez nos interese alargar una línea, dar chaflán a las aristas de un polígono o, simplemente, girar un spline. Pero en el caso de los objetos de texto, la necesidad de su transformación puede surgir inmediatamente después de su creación, por lo que tenemos que hacer esta excepción respecto a los temas de edición si queremos mantener el principio metodológico de ir de los simple a lo complejo y ligando a los temas por sus relaciones lógicas. Veamos.
Si debemos modificar el texto de una línea, entonces podemos hacer doble clic sobre el texto, o bien escribir el comando "Ddedic". Al activar el comando, Autocad nos pide que indiquemos con un cuadro de selección el objeto a editar, al hacerlo, el objeto quedará circunscrito en un rectángulo y con el cursor listo para que podamos modificar el texto del mismo modo como lo hacemos con cualquier procesador de palabras. Si hicimos doble clic con el ratón, pasamos de inmediato al recuadro de edición.

(8.2-a)


En el grupo "Texto" de la ficha "Anotar" tenemos dos botones que sirven también para editar los objetos de una línea. El botón "Escala", o su equivalente, el comando "Textoescala", permite cambiar, con un solo paso, el tamaño de varios objetos de texto. El lector descubrirá muy pronto que prácticamente todos los comandos de edición, como éste, lo primero que nos pide Autocad es que  designemos el o los objetos a modificar. También se acostumbrará a que, una vez señalados los objetos, terminemos la selección con la tecla "ENTER" o el botón derecho del ratón. En este caso, podemos seleccionar una o varias líneas de texto. Después, debemos indicar un punto base para escalar. Si pulsamos "ENTER", sin seleccionar, entonces se usará el punto de inserción de cada objeto de texto. Finalmente, tendremos ante nosotros las cuatro opciones para cambiar el tamaño en la ventana de comandos: la nueva altura (que es la opción predeterminada), especificar la altura del papel (el cual aplica para los objetos de texto con propiedad anotativa, la cual estudiaremos más adelante), igualar en base a un texto existente, o indicar un factor de escala. Como pudimos ver en el video anterior.

(8.2-b)

Por su parte, el botón "Justificar", o el comando "Textojustif", nos permite cambiar el punto de inserción del texto sin que éste se mueva en pantalla. En este caso, las opciones en la ventana de comandos son las mismas que presentamos antes y, por tanto, las implicaciones de su uso también son iguales. De cualquier modo, echémosle un vistazo a esta opción de edición.

(8.2-c)

Hasta este momento, tal vez el lector ya haya notado la ausencia de elementos que permitan elegir algún tipo de letra del amplio catálogo que suele tener Windows, también la falta de herramientas para poner negritas, cursivas, etcétera. Lo que ocurre es que dichas posibilidades son controladas por Autocad a través de los "Estilos de texto", que veremos enseguida.

8.3 Estilos de texto

Un estilo de texto es simplemente la definición de diversas características tipográficas bajo un determinado nombre. En Autocad podemos crear todos los estilos que deseemos en un dibujo y luego podemos asociar cada objeto de texto a un estilo específico. Una limitación relativa de este procedimiento es que los estilos creados son guardados junto con el dibujo. Pero si deseamos usar en un dibujo nuevo un estilo de un archivo ya creado, existen métodos para importarlo como veremos en el capítulo dedicado al Design Center . Otra posibilidad es que hagamos nuestra colección de estilos de texto y la grabemos en una plantilla sobre la que basemos siempre nuestros trabajos nuevos. Además, podemos también modificar un estilo ya existente, todos los objetos de texto que usen ese estilo se actualizarán inmediatamente en el dibujo.
Para crear un estilo de texto, usamos el disparador de cuadros de diálogo del grupo "Texto" que hemos estado estudiando, aunque también está disponible en la lista desplegable de estilos ya creados y, además, en el grupo "Anotación" de la ficha "Inicio". En cualquier caso se abre el "Administrador de estilos de texto". El estilo existente por definición se llama "Standard". Nuestra sugerencia al trabajar con el "Administrador de estilos de texto" es que no haga cambios al estilo "Standard" si no que lo utilice de base para crear otros con el botón "Nuevo". Una idea práctica, por supuesto, es que el nombre del estilo nuevo refleje el fin que dicho estilo va a tener en el dibujo. Por ejemplo, si va a servir para poner los nombres de calles en un plano urbano, nada mejor, aunque parezca redundante, que ponerle "Nombre de calles". Aunque en estos casos suele haber normas ya establecidas para nombrar a los estilos propias de cada rama industrial o, inclusive, de cada corporación a la que usted pertenezca. Por un principio de orden en ambientes de trabajo colaborativo con Autocad, es común evitar que los dibujantes creen a su libre albedrío nombres de estilo que puedan afectar el trabajo de otros.
Por otra parte, en este cuadro de diálogo usted podrá ver la lista de fuentes instaladas en Windows. A esta lista se añaden algunas propias de Autocad que usted podrá distinguir fácilmente por tener la extensión ".shx". Los tipos de fuentes que se incluyen con Autocad tienen formas simples y funcionan perfectamente para los fines del dibujo técnico, sin embargo, usted encontrará que al crear su propio estilo de texto, tiene ante sí toda la gama de fuentes instalada en su computadora.
Si los objetos de texto creados con un estilo específico van a tener en el dibujo tamaños diferentes, entonces conviene mantener el valor de altura como cero en el cuadro de diálogo. Esto hará que cada vez que dibujemos texto de una línea, Autocad nos solicite dicho valor. Si, en cambio, todos los objetos de texto asociados a un estilo son del mismo tamaño, entonces convendrá indicarlo, esto nos ahorrará tiempo en la creación de objetos de texto, ya que no hay que capturar la altura constantemente.
Llegados hasta este punto, veamos en video el "Administrador de estilos de texto".

(8.3-a)

Suele ocurrir que el tamaño de texto que es útil al momento de realizar el dibujo, no es el adecuado cuando ese mismo dibujo se lleva a una presentación para ser trazado o publicado electrónicamente, tema que veremos en los capítulos 28 y 29 , pues en algunos caso el texto puede quedar muy pequeño o muy grande, lo que nos obligaría a ajustar el tamaño de los diversos objetos de texto de nuestro dibujo, lo cual puede llegar a ser increíblemente arduo a pesar del uso de los estilos de texto. Hay diversas soluciones para resolver el problema. Una de ellas sería utilizar el comando para escalar el tamaño del texto, pero su principal desventaja es que implica seleccionar los distintos objetos de texto a modificar, con el riesgo de omitir alguno y dar al traste con el resultado. La segunda solución sería crear un estilo de texto con tamaño fijo, estableciendo la altura. Al momento de realizar las presentaciones para impresión, podemos ajustar el tamaño del texto modificando el estilo utilizado. La desventaja consiste en que todos los objetos de texto tendrían que ser del tamaño impuesto por el estilo (o estilos) utilizado(s).
La solución propuesta por Autodesk se llama "Propiedad anotativa", la cual, una vez activada para los objetos de texto creados con el estilo, permite modificar fácil y rápidamente la escala de dichos objetos, ya sea para el espacio modelo en el que se está dibujando, o el espacio de presentación previo al trazado del dibujo. Como lo que se modifica es la escala del objeto de texto, no importa si los distintos objetos tienen entre sí tamaños de letra distintos, pues cada uno va a ajustarse a la nueva escala especificada manteniendo las diferencias proporcionales de tamaño entre ellos. Por tanto, tenga en cuenta que es preferible activar la propiedad anotativa de los nuevos estilos de texto que vaya creando, para que pueda modificar la escala de visualización de dichos objetos en los distintos  espacios de su dibujo (modelado o presentación, que se estudiarán en su momento), sin necesidad de editarlos posteriormente.
Por otra parte, volveremos con cierta frecuencia al tema de la propiedad anotativa, ya que los objetos de cotas, los sombreados, las tolerancias, las directrices múltiples, los bloques y los atributos, además de los objetos de texto, también la poseen, aunque, básicamente, funciona igual en todos los casos. Por lo que la estudiaremos en detalle más adelante, cuando hayamos revisado las diferencias entre espacio modelo y espacio papel.
Finalmente, en la parte inferior del cuadro de diálogo podemos ver que existe una sección llamada "Efectos especiales". Las tres opciones de la izquierda no requieren de mayor comentario pues sus resultados son obvios: "Cabeza abajo", "Reflejado a la izquierda" y "Vertical". Por su parte, la opción "Relación anchura/altura" tiene 1 como valor predeterminado, por encima de éste, el texto se ensancha horizontalmente; por debajo de uno se contrae. A su vez, el "Ángulo oblicuo" inclina el texto al ángulo indicado, por definición su valor es cero. Veamos ejemplos

(Opcional: Rescatar la imagen de los textos con la relación y el ángulo modificados)

8.4 Texto de líneas múltiples

En muchas ocasiones, los dibujos requieren no más que una o dos palabras descriptivas. En algunos casos, en cambio,  las notas necesarias pueden ser de dos o más párrafos. Entonces, el uso de texto de una línea es absolutamente inoperante. En su lugar usamos texto de líneas múltiples. Esta opción se activa con el botón correspondiente que puede encontrarse tanto en el grupo "Texto" de la ficha "Anotar", como en el grupo "Anotación" de la ficha "Inicio". Tiene, por supuesto, un comando asociado, se trata de "Textom". Una vez activo, el comando solicita que dibujamos en pantalla la ventana que delimitará el texto de líneas múltiples, lo que crea, por decirlo así, el espacio de un pequeño procesador de palabras. Idea que se refuerza si activamos la barra de herramientas que sirve para dar formato al texto, la cual, a su vez, se equipara en funciones con la ceja contextual que aparece en la cinta de opciones.

(8.4-a)


El uso del "Editor de líneas múltiples" es muy simple y similar a la edición en cualquier procesador de textos, que son sumamente conocidos, por lo que le toca al lector practicar con estas herramientas. No olvide que la barra "Formato de texto" cuenta con un menú desplegable con opciones adicionales. Cabe decir también que para editar un objeto de texto de líneas múltiples usamos el mismo comando que para los textos de una línea (Ddedic), también podemos hacer doble clic sobre el objeto de texto, la diferencia es que en este caso se abre el editor que presentamos aquí, así como la ficha contextual "Editor de texto" en la cinta de opciones. Finalmente, si su objeto de texto de líneas múltiples se compone de varios párrafos, debe establecer sus parámetros (como las sangrías, interlineado y justificación), a través del cuadro de diálogo del mismo nombre.
(8.4-b)


8.5 Tablas

Con lo visto hasta ahora, sabemos que "tirar" líneas y crear objetos de texto de una línea es una labor que puede realizarse rápida y fácilmente en Autocad. De hecho sería todo lo que haría falta para crear tablas fácil y rápidamente, combinando, por ejemplo, líneas o polilíneas con objetos de texto hasta crear la apariencia de una tabla.
Sin embargo, las tablas en Autocad son un tipo de objeto independiente de los de texto. El grupo "Tablas" de la ceja "Anotar" permite insertar tablas en los dibujos de Autocad de una manera simplificada, toda vez que, una vez iniciado el comando, simplemente hay que especificar cuántas columnas y cuántas filas tendrá la tabla, entre otros sencillos parámetros. Veamos cómo insertar tablas y capturar algunos datos en ellas.

(8.5-a)

Con las tablas es incluso posible realizar algunos cálculos, igual que una hoja de cálculo de Excel, aunque no espere toda la funcionalidad de dicho programa. Al seleccionar una celda, la cinta de opciones muestra una ceja contextual llamada "Celda de tabla" con opciones similares a las de una hoja de cálculo con las cuales, entre otras cosas, podríamos crear una fórmula que haga operaciones básicas sobre los datos de la tabla.

(8.5-b)


La fórmula para sumar valores de un grupo de celdas de la tabla es igual a las que usamos en Excel, pero insistimos, es tan rudimentario que realmente no es práctico utilizar las tablas de Autocad con esos fines. En todo caso, es mucho más práctico manipular sus datos en una hoja de cálculo de Excel y después vincularlos a una tabla de Autocad. Aún cuando los datos de esa hoja de cálculo se modifiquen, la existencia de un vínculo entre la tabla y esa hoja permiten actualizar la información en Autocad.

(8.5-c)

Finalmente, de manera similar a los estilos de texto, podemos crear estilos para aplicarlos a nuestras tablas. En otras palabras, podemos crear un conjunto de características de presentación, como tipos de líneas, colores, grosores y bordes bajo un nombre específico y luego aplicarlos a distintas tablas. Obviamente, para ello tenemos un cuadro de diálogo que nos permita administrar los distintos estilos.

(8.5-d)

Esta es una manera cómoda, prácticamente a la mano, de crear líneas de texto combinadas con campos de texto. Sin embargo, no es la única manera. También podemos insertar campos de texto utilizando el comando "Campo", que abrirá directamente el cuadro de diálogo utilizando los últimos valores de altura e inclinación de texto. Otra alternativa es utilizar el botón "Campo" del grupo "Datos" de la ficha "Insertar". De cualquier modo, el procedimiento no varía mucho.