Búsqueda personalizada
Optimizado para
1024 x 768
© Luis Manuel González Nava. Diciembre-2010. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio. No está permitida su descarga y uso fuera de línea.
La diferencia entre ambas opciones es la manera en que se van a integrar los objetos de la referencia en el dibujo actual. En ambos casos con la referencia se integran todos sus bloques, capas, estilos de texto, vistas, SCP y otros objetos con nombre que contenga. Si elegimos Unir, el nombre de todos estos objetos estará precedido por el nombre del archivo de la referencia. Si usamos Insertar, el nombre del archivo desaparece quedando sólo el nombre del objeto. El riesgo es que el dibujo actual tenga capas, bloques u estilos de texto, entre otros, que se llamen igual, con lo que esas definiciones de la referencia a unir desaparecerían (ya que el dibujo actual tiene prioridad sobre la referencia).
Me parece que, por un principio de orden, los usuarios siempre deberían elegir Unir sobre Insertar, aunque eso depende de los métodos de trabajo que cada quién adopte.
Finalmente, habrá otros casos, en cambio, en donde convenga no unir la referencia externa completamente, pero sí aprovechar y unir a nuestro dibujo actual sus estilos de texto, los bloques que contenga, sus tipos de línea cargados e incluso algunas de sus capas con todo y sus parámetros ya elaborados.
Para aprovechar estos recursos individuales que una referencia externa puede contener, usamos el comando Unirx, aparece un cuadro de diálogo que presenta una lista clasificada de los objetos de la referencia que pueden unirse al dibujo actual. El procedimiento entonces es claro: se hace clic en el objeto deseado y se pulsa el botón Añadir.
Una vez unido el objeto al dibujo actual, ya no importa si la referencia es eliminada, ya que éste pertenece al dibujo.