Búsqueda personalizada
Optimizado para
1024 x 768
© Luis Manuel González Nava. Diciembre-2010. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio. No está permitida su descarga y uso fuera de línea.
Como puede verse, por definición existe una capa llamada 0. Esta capa tiene propiedades singulares que estudiaremos en el siguiente capítulo dedicado a los bloques. Si no creamos ninguna capa, todos los objetos pertenecen a la capa 0 y adquieren las propiedades que esta capa tenga, a menos que les definamos propiedades de color y grosor de línea distintas en lo individual.
Para crear una capa nueva, usamos el botón correspondiente de la barra de herramientas del Administrador. Los nombres de las capas pueden contener hasta 255 caracteres, pero como suele ocurrir en estos casos, nombres cortos, pero lo suficientemente descriptivos, son mejores. Además, ya mencionamos que si usted usa Autocad en una empresa, lo más probable es que tenga usted que seguir las normas al respecto.
Una vez creada una capa, podemos indicar sus propiedades de color, grosor y estilo de línea haciendo doble clic en la propiedad a cambiar. Lo que nos dará los cuadros de diálogo que ya hemos visto en el capítulo 7.
La propiedad Estilo de trazado es tema del capítulo 30  pero adelantemos diciendo que es posible definir que los objetos de cada capa se impriman con grosores y colores de línea distintos a los que tiene la capa, de acuerdo a un estilo de trazado, para que la impresión de un plano sea más flexible.
Otra posibilidad que nos da el Administrador es que podemos seleccionar qué capas se van a imprimir y qué capas no. Con un clic en el icono correspondiente de la columna Trazar, evitaremos que dicha capa se imprima. Así, podemos añadir a nuestro dibujo, en una capa para ese fin, objetos que sirvan de referencia o con información relevante para trabajar, pero que no deben quedar en los planos finales.
Si ya tenemos creadas todas las capas necesarias, podemos hacer que alguna de ellas sea la capa activa, de modo que todos los objetos dibujados a partir de ese momento pertenezcan a esa capa. Para eso, pulsamos en una capa y luego usamos el botón correspondiente de la barra de herramientas. Un doble clic a la capa tiene el mismo efecto. En cualquiera de esos casos, la columna "Estado", refleja la condición de la capa. Si estamos en el área de dibujo, podemos cambiar de capa seleccionándola de la lista de capas de la sección de la cinta de opciones.